viernes, 7 de junio de 2013

Pintando un conjunto de iglesias.




Me gusta coleccionar cosas, clasificarlas y ordenarlas. Creo que esto es parte de mi formación como matemático. Una vez que empiezo a trabajar en un proyecto avanzo bastante en él, me paro, lo dejo a un lado y luego lo retomo con bastante fuerza y ahinco.
Un proyecto artístico que acabo de finalizar  después de muchos años es el Conjunto de todas las iglesias municipales del Estado Mérida. Son 23 municipios, mas la parroquia Mucurubá, por la cual siento  especial afecto.  Estos 24 cuadros  de pequeño formato se integran muy bien unos con otros, tanto por el tema elegido, como por el tamaño. La mayoría de ellos (18)  son de formato 30x40 cm. Hay unos cuatro  de formato 50x60, dos de formato 25 x 50.  
A pesar de la unidad de ellos como grupo, no forman un conjunto aburrido de cuadros repetidos; hay bastante variedad en el conjunto, pues unos son alargados y otros verticales,  18 están pintados al óleo y  seis en acrílica. Unos son de estilo realista y otros más modernos de colores vivos. Hay mucha diversidad para todos los gustos.
La idea es colocar todos ellos de manera organizada y armónica en una pared bastante alta dentro de un espacio de  2 x 3 metros. Los cuadros se colocan bastante cercanos dejando un espacio libre de unos 5 cm.  Conseguir una configuración me tomo bastante tiempo. Para poder resolver este problema de decoración, hice 24 cuadritos de papel a escala y los fui colocando sobra una cartulina hasta llegar a una solución aceptable. Traté de usar algo de simetría al comienzo y luego seguí un patrón radial bastante interesante. Se van a colocar sin marco (como se usa hoy en día). El marco es el borde del bastidor, que se pinta del color dominante de cada cuadro.
Aquí en este video se pueden ver todos los cuadros.


1 comentario:

  1. Brillante secuencia de luz y sus colores, cosida por iglesias y nostalgia.

    ResponderEliminar