jueves, 12 de marzo de 2015

Historia de la facultad de Ciencias (8)


La Hechicera.


La Facultad de Ciencias, y en especial el Departamento de Matemáticas, estuvieron ocupando espacios provisionales en la ciudad, hasta su mudanza definitiva  a la Hechicera. La construcción de estas edificaciones se prolongó en el tiempo por más de 10 años. Los trabajos se iniciaron en 1967 cuando se hicieron las terrazas para aplanar el terreno. El proyecto es del Arquitecto argentino Horacio Caminos, quien era profesor del MIT en aquel momento. Este profesional fue contratado por el Ministerio de Obras Públicas para realizar el proyecto y en varias ocasiones visitó nuestra ciudad. El proyecto inicial consistía en una serie de módulos iguales, que luego serían tabicados de acuerdo a las necesidades de cada Facultad. El responsable del tabicamiento en Venezuela fue el Arquitecto Iván Castellanos, profesor titular de la Facultad de Arquitectura.

La Hechicera. Francisco Rivero. 2015.



La obra se asemeja mucho a la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, diseñada por el mismo Caminos. Su estilo, al igual que la Hechicera,  es bastante moderno, con una fachada simple que deja ver toda la estructura de la obra, siguiendo las pautas del célebre Arquitecto francés le Corbusier. Este arquitecto visitó la Argentina en 1929 y allí dio a conocer su obra.

Gracias a la tenacidad del Dr. Magnífico Pedro Rincón Gutiérrez, contamos con unas buenas edificaciones, amplias, modernas y  que son orgullo para la Universidad.

Podríamos decir que la Hechicera terminó de construirse en 1980. La primera facultad en mudarse a esta nueva edificación, medio terminada, fue la Facultad de Arquitectura y el Ciclo Básico General en 1973. Ocuparon el ala sur donde funciona hoy el Departamento de Física. A la entrada del edificio había un cafetín que luego se mudó al ala de Biología. Matemáticas se muda en una de las plantas a medio terminar, con cables expuestos y escaleras sin barandas en 1976.

Estaba tabicado internamente por cristales así pues, cualquier persona se paraba a la entrada y podía mirar a todos los profesores sentados en su cubículo. El viento helado se colaba por los pasillos y escaleras. Gracias al techo del patio central que se colocó durante la gestión de la Decana Dra. Patricia Rozsenweiz en el año 2000, la Facultad de Ciencias disfruta  ahora de un clima algo más cálido y agradable.

Quejarse de las incomodidades de la  Hechicera ha sido parte de la cultura de nuestra Facultad. Un matemático cursi, emulando a Hilbert dijo “La Hechicera es como un Palacio de Cristal, y ya nadie nos podrá sacar de aquí”. Era como mi primera novia, dijo un profesor “Grande y bonita por fuera, pero fría y sin alma por dentro”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario