sábado, 15 de julio de 2017

Un sueño de un niño, un campo y una ciudad.

Un sueño de un niño, un campo y una ciudad.
El sueño de un niño en una noche de luna llena empieza a cambiar el espacio.
El gato negro con su pupila amarilla observa todo.
La brisa mueve las cortinas.
Las cosas desaparecen dentro de las sombras.
Desaparecen las paredes.
Y su mente viaja por lugares distantes, que le traen recuerdos gratos de otros lugares.

Francisco Rivero. UN sueño. 2017

Lugares donde el juego es lo más importante.
Un juego movido y verdadero; de gran velocidad.
Atravesar un campo en bicicleta, en un largo pedaleo que nunca termina.
Cruzar ríos y sembradíos sin detenernos.
Sentir la suave brisa en el rostro.
Y ver los campos de distintos colores.
Con subidas y bajadas.
Andar hacia adelante acercándonos al sol.
Dejando atrás la pequeña sombra.

Francisco Rivero. El Campo. 2017.

Y luego volar en la noche por sobre las nubes.
Atravesar montañas y valles hasta la gran ciudad.
Valles de viejos secretos, senderos ocultos y cerros partidos.
hasta la plana meseta donde hay una ciudad.

La ciudad dormida bajo un cielo estrellado.

Francisco Rivero. Noche. 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario