viernes, 5 de agosto de 2016

El baile del Joropo.




El Joropo es el baile típico venezolano. Se acompaña con música de arpa, cuatro y maracas. El Joropo se baila tanto en el llano, como en el centro y también en la región oriental. Es un baile muy movido, en donde las  alegres parejas  bailan  zapateado y con giros y figuras muy bonitas. Las mujeres se arreglan  con sus camisones floreados, blusas manga corta y una flor en el pelo. Los hombres bailan con pantalón y franela blanca y algunos más elegantes usan sombrero de pelo de guama y  Liqui- liqui. 


Francisco Rivero. Joropo 1. 2016.



Su música es alegre y tiene un ritmo bastante especial. De alguna manera, imita el caracolero de un caballo, pues nació en el llano, donde hay buenos jinetes que pasan todo el día arreando ganado.
Una fiesta típica de joropo se hace a la sombra de un caney de techo de paja y con el piso bien duro para zapatear.
La tradición del joropo se ha ido perdiendo por los cambios culturales en las ciudades. Sin embargo se mantiene en el sistema escolar. Siempre en los actos de fin de año hay una representación del joropo.
Pinte un par de cuadros de joropos en acrílica de tamaño 40 x50. Espero que le gusten.

Francisco Rivero. Joropo 2. 2016.


 Nota. por alguna razón Blogger me voltea las fotos al subirlas al blog y no hay manera de arreglarlas. Si alguien sabe como hacerlo, por favor dígamelo. Gracias.

jueves, 7 de julio de 2016

El cubismo en el paisaje moderno o la influencia de Paul Cézanne.




El cubismo plantea una nueva de mirar en el arte de la pintura, simplificando las formas a su expresión mínima. Es  casi una teoría matemática que reduce todas las superficies a tres tipos básicos: el cubo, el cilindro y la esfera. El pintor crea su propia realidad sobre el lienzo, apenas se reconocen algunos elementos básicos del paisaje como las montañas, las carreteras,  las casas, los árboles, los campos,….etc. Lo demás es un simple juego de colores y valores que se distribuyen de acuerdo a unas reglas para crear la sensación de tridimensionalidad. 

Francisco Rivero. Campo Claro. 2016.

Para Cézanne la luz pura era de color naranja y a medida que nos alejamos de los objetos se van volviendo  rojos, violetas hasta el azul que es el color más lejano. Otra posibilidad es pasar del anaranjado al amarillo verde y azul.
Estoy pintando dos paisajes de la parte sur de la ciudad de Mérida. Son paisajes urbanos en donde abundan los elementos cubistas. Los iré terminando poco a poco. Estoy seguro que al final quedaran más grises y los colores perderán su fuerza. Me gustaría dejarlos tal como están, como algo inacabado, pero muy fresco y espontáneo. Es una decisión difícil.

Franciswco Rivero. Pan de Azúcar. 2016.

El primero es una vista de campo Claro desde la meseta de Zumba. El segundo es la vista del barrio Pan de Azúcar desde la misma posición. Ambos son pinturas al óleo de 50 x60 cm.

viernes, 1 de julio de 2016

La muchacha de blusa rosada.




Me da pena decirlo, pero tenía un retrato inacabado de mi hija Paola Stephanie que comencé en el año 2006, cuando ella contaba 19 años. Estuvo abandonado entre mis otros cuadros en el ático y me había olvidado de él. Finalmente, después de una operación de limpieza lo encontré de nuevo y decidí finalizarlo. Tenía un fondo muy pálido, poco llamativo y que no realzaba la figura de la retratada.

Paola. La Muchacha d ela blusa rosada. Francisco Rivero. 2006-16

Paola es una joven espigada, ingeniero de sistemas. Ella es  de mente realista, moderna  y  poco soñadora.  El formato apaisado se adapta bien a los retratos no tradicionales. Así pues hice un retrato enmarcándola entre líneas rectas, objetos nítidamente definidos, sentada en un sofá de la casa de Mucurubá, con un paisaje de fondo de casas blancas. Me inspiré en la pintura del artista venezolano Héctor Poleo, quien usaba esos colores planos y llamativos.
Ella es zurda y su mano izquierda está en la posición de  manipular el ratón de la computadora. Este es quizás el detalle más significativo del cuadro. Había otro problema y era que la blusa que ella llevaba era de mangas cortas y de color blanco. Para darle más realce a la pintura le coloque una blusa rosada que vi en una tienda por la página  web de Amazon. Ella vive en Orlando, no se enteró de los cambios que hice y le mande la foto por email. Estuvo de acuerdo en que la blusa color rosado guayaba le quedaba bien y se sintió feliz con su retrato.
Esta pintado al óleo y mide 50 x 60 cm.

domingo, 12 de junio de 2016

Los Frailejones del Páramo de Mérida Venezuela

El frailejón es una planta endémica del norte de la America del Sur. Su hábitat natural son las altas montañas a más de 3000 metros de altura, en los páramos. Cuando florece de amarillo crea un mundo de color fantastico.

Francisco Rivero. Frailejones en el páramo. 2016.
Al atardecer los rtayos casi horizontales del sol le dan una distinta coloración a este paisaje.

Francisco Rivero. Laguna plateada. 2016.  

Ambos son cuadros al oleo de 50x60.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Pintando con creyones de acuarela: Trazos informales.



Pintando con creyones de acuarela: Trazos informales.

Método pictórico para tranquilizarse y ser feliz:
Es bastante relajante sentarse frente a una hoja en blanco y empezar rayarla con creyones como hacen los niños. Dejar que la mente se libere, entre en armonía con la naturaleza y empiece a crear formas orgánicas. Puedo ser una hormiga atravesando un bosque. Pensamos solo en colores y formas que se conectan de manera orgánica. Nos ubicamos en nuestra alma astral.
Hacer todo sin un plan preconcebido, por supuesto. Todo improvisado, sin prisa y despreocupado, para lo cual trabajaremos en un formato pequeño de 17x25 cm. Con el creyón dibujamos primero y luego con un pincel humedecido matizamos los contornos para obtener ese efecto algo borroso, húmedo  e indeciso de la acuarela.

Francisco Rivereo. Las ninfas del Bosque Humedo. 2016.

Descansamos un rato, damos una vuelta por el barrio y luego volvemos sobre nuestro dibujo, con una menta algo más crítica. Salimos al patio y contemplamos las flores. Acariciamos al perro. Analizamos nuestro trabajo. Mejoramos el balance de los colores, acentuamos algunas formas. 

 
Franciswco Rivero. Las sabinas. 2016.

Finalmente lo dejamos en alguna gaveta del escritorio….Lo interesante no es el resultado final, sino el camino que hemos atravesado.

Francisco Rivero. Flores. 2016.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Los colores de la música.




Música y colores. ¿Qué relación hay entre ellos? Las sensaciones producidas por la música se pueden convertir en otro tipo de sensaciones, visuales por ejemplo, dentro de la complejidad del cerebro humano. Este fenómeno ha sido estudiado por las ciencias cognitivas y lo han llamado Sinestesia.
En general se asocia con los colores cálidos como el amarillo, naranja y verde limón las piezas musicales, rápidas, alegres, llenas de humor. Igualmente las piezas sensuales con timbres exóticos de algunos instrumentos el viento como el saxofón y la flauta. La música aguda, punzante, incontrolada y agresiva nos hace ver el color rojo. El zumbido ronco de las cuerdas de un violonchelo se identifica bien con los colores de la madera, como las tierras de Siena y el ocre.
También en el proceso de combinación de varios sonidos o armonías, se presentan estas curiosas asociaciones. Las tonalidades mayores son cálidas y nos hacen sentir alegres y embriagados, mientras que las menores son frías y algo depresivas. Es un tema complejo y tiene mucho que ver con la subjetividad del arte.
Francisco Rivero. El quinteto. 2015.

Escuchando el quinteto para piano No. 2 del músico francés Gabriel  Fauré, me animé a pintar el tema de los músicos en plena ejecución de sus instrumentos. Son cinco personajes distintos, cada uno metido en su partitura, tocando melodías distintas, pero integrándose como en un gran cuadro impresionista en donde las pequeñas manchas de color representan las notas musicales. Música y color se funden aquí en el movimiento sinuosos de las formas.

Francisco Rivero. la violinista. 2015