jueves, 15 de marzo de 2018

Claudio Monet: Creador del paisajismo moderno. XXV.



C’est fini mes amis.  Je suis déjà fatigué.

El arco de las rosas. 1813.  Óleo sobre tela 50x60 cm.


La felicidad nunca es completa. Beethoven quedó sordo a mitad de carrera y no pudo escuchar sus últimas obras. Monet empezó a sufrir de cataratas en 1911 y confundía los colores. Yo me quedo sin electricidad a cada rato y no puedo usar el computador para llevar a delante este blog. 

Francisco Rivero copia MOnet.

En 1911, Monet escribió a un amigo:
«Hace tres días, me di cuenta con terror que no veo ya con mi ojo derecho.»
Durante los próximos años, su ojo izquierdo perdió gradualmente su agudeza, y él tuvo que dejar la pintura en el verano de 1922. Entonces estaba casi ciego.
Sin embargo, su amigo Georges Clemenceau le convenció para someterse a una cirugía. En 1923, él pudo ver otra vez con su ojo derecho, con gafas verdes especiales. Pero su visión todavía estaba alterada, y se negó a someterse a una cirugía para el ojo izquierdo.
Monet decide reanudar la pintura tan pronto como 1923. 
El cuadro de arriba visto con cataratas, sería como este de abajo.






Francisco Rivero copia MOnet. 2018.




En una  serie de vistas de su jardín, Monet pintó con su ojo izquierdo que padecía de  cataratas.
-todo es de color rojo, el cielo es de color amarillo - o con el ojo operado - todo es de color azul.
"Veo azul, no veo ya rojo, ni amarillo; Esto me molesta terriblemente porque sé que existen estos colores, porque sé que hay  rojo, amarillo, un verde especial, un particular púrpura en mi paleta;
No puedo verlos ya como solía ver en el pasado, y sin embargo recuerdo muy bien cómo eran. "
A pesar de su discapacidad visual, Claudio Monet continúo pintando hasta 1926,  unos meses antes de morir.
Hice una copia de El Arco de Rosas, una de las últimas obras de Monet en su jardín de Giverny. Una obra de gran lirismo, donde las cosas se ven borrosas y los reflejos en el agua del estanque ocupan la parte más importante. Una obra de madurez bastante decorativa en donde el cielo y el agua se confunden. La materia se desintegra en átomos de luz y al final solo quedan reflejos de la realidad.
. El cuadro original se halla en el Museo de Arte de Arizona, USA y mide 81x91 cm.

miércoles, 14 de marzo de 2018

Claudio Monet: Creador del paisajismo moderno. XXIV.




Los lirios azules  en el jardín de Monet- 1900. Oleo sobe tela 50x60cm.

Es uno  de los tantos paisajes de jardín que pintó Monet al final de su carrera. En un primer plano se observan los lirios violetas y azules en medio del verde follaje. En un segundo plano se observa al fondo la casa del artista en tonos azulados medio oculta por una cortina de inmensos arboles. Estos grandes troncos verticales que cortan la línea del horizonte, bastante elevada, le dan  fuerza a la composición. Las flores están hechas con pocos detalles, sugeridas apenas como manchas de color.
Las caminerías color terracota conducen la mirada de izquierda a derecha y nos trasladamos  hasta la casa en suave pendiente.

Francisco Rivero copia MOnet. 2018.

Francisco Rivero copia Monet. 2018.

Me gustó mucho la obra  El jardín de Monet ( 1900), en donde se aprecia una avenida de grandes arboles que sirven de fondo a un primer plano muy vibrante de los  lirios azules. Pinté un lienzo al óleo  inspirado en esa obra. También hice una versión digital, usando la foto de mi cuadro. ( Ver la figura de arriba)

El cuadro original es de 81x92 cm. y se encuentra en el Museo d’Orsay en París.

martes, 13 de marzo de 2018

Claudio Monet: Creador del paisajismo moderno. XXIII.




Campo de amapolas cerca de Giverny. 1887. Acrílico 50 x25 cm.

El paisaje en los alrededores de Giverny fue muy inspirador para Monet. Había campos de flores, álamos y pequeños pueblos de estampa rural.

Francisco Rivero copia MOnet. 2018.


Los cuadros en serie fueron expuestos y vendidos a muy buenos precios. En los Estados Unidos se organizaron dos exposiciones individuales de Monet, una en Nueva York y otra en Boston en 1891. Monet era un ahora un hombre rico. En 1892 compra la casa de Giverny, donde vivía y transforma el jardín con ayuda de seis jardineros. Desvía el río Epte y lo hace pasar por su propiedad, para formar un pequeño lago. Trae especies exóticas de plantas del Japón, siembra árboles de bambú, sauce llorón, azaleas y para dar un toque más oriental y realismo  a su parque temático, construye un puente de madera arqueado.


Francisco Rivero copia MOet. 2018.

En 1891 muere el empresario de arte Ernest Hoschede y Monet puede casase con Alice, formalizando su relación. Alice asume las riendas de la casa con decisión férrea y organiza la vida en aquel lugar. Ella le compra los lienzos y materiales a Monet, pues este padecía de reumatismo y estaba discapacitado.


Francisco Rivero copia MOnet. 2018.

Monet ahora es toda una institución, su obra es reconocida en todas partes  y a su alrededor se genera una colonia de pintores, poetas, marchantes y amigos del arte. Con cierta regularidad acudían a casa de “El Gran Maestro” el poeta Paul Valery, el pintor Paul Cézanne, el estadista Georges Clemenceau, y algunos pintores  norteamericanos como John Sargent, Theodore Robinson, quien tuvo el privilegio de trabajar junto a Monet, y Theodore Buttler quien se casó con su hijastra Suzzane Hoschedé y al morir esta se casó de nuevo con su hermana Marthe Hoschedé.

lunes, 12 de marzo de 2018

Claudio Monet: Creador del paisajismo moderno. XXII.



Los cuadros en Serie.

Lo bueno se repite, dice un viejo adagio. En la naturaleza, sin embargo, nada se repite excatamente igual. No existen dos personas idénticas, ni tampoco dos árboles  y menos aún  dos montañas. Si dos cosas son iguales, entonces el sol no las ilumina de la misma forma. El paisaje va cambiando con las horas del día y con los días del año, de acuerdo a  las estaciones. Tratar de captar estos cambios sutiles era una de las preocupaciones de los impresionistas.
 El estilo tardío de Monet, que comienza a partir de 1890 se caracteriza, entre otras cosas, por los cuadros en serie. La pintura en serie fue uno de los aportes más importantes de Monet al arte moderno. Este procedimiento serial  tiene algo de científico, en cuanto que, permite aproximarse a la realidad desde distintos ángulos, mediante la repetición y la experimentación. Esto rompe con la tradición de siglos, pues la obra maestra del pintor y el cuadro único, desaparecen con este procedimiento nuevo.
Comenzando por la serie del valle del Creuce, la siguiente serie son los montones de heno o los almiares de 1891. La gente de los campos, acostumbraba amontonar los granos de la cosecha en y los tapaban  con ramas para protegerlos de la lluvia, el viento y las heladas. Son estructuras de base circular y tapa cónica. Se parecen mucho a las churuatas de nuestros indígenas del amazonas.

Francisco Rivero copia MOnet. 2018.


Posteriormente entre 1891-92 viene la famosa serie de los álamos de Giverny. Luego en febrero de 1992 Monet se instala en una habitación enfrente de la catedral gótica de Rouen y produce, la más conocida de todas sus series. Esta serie abarca 31 motivos de la misma catedral vista desde distintos ángulos  y a diferentes horas del día. Monet reunió todos estos lienzos  y estuvo retocándolos entre 1893-94. Formó así una secuencia, donde cada cuadro dependía del anterior. Aquí el motivo pictórico casi desaparece, pierde importancia y solo hay luz y color.

Francisco Rivero copia MOnet. 2018


Francisco Rivero copia MOnet. 2018.


Las series fueron bien recibidas por los artistas jóvenes, quienes vieron una nueva forma de entender el arte de la pintura como simple combinación de formas y colores sobre una superficie bidimensional, y esto los llevó hacia la abstracción. Cuando Monet estaba en la cúspide  de la fama, el impresionismo fue superado por el Post-Impresionismo y luego por las nuevas corrientes del fauvismo, expresionismo y cubismo.
Sin embargo, no todos eran felices con estos cambios, pues sus viejos compañeros impresionistas como Pisarro, lo criticaban pues Monet sacrificaba su pintura en función del éxito comercial.

domingo, 11 de marzo de 2018

Claudio Monet: Creador del paisajismo moderno. XXI.



Valle del Creuse en el crepúsculo. 1889. Acrílico 29 x35 acrílico.
En la primavera de 1889 Monet pinta algunos motivos muy serios  y dramáticos. Son los paisajes del valle del río Creuce, un lugar remoto y casi inhabitado en donde un río corre por un cauce profundo lleno de rocas. Monet pintó una serie de 23 paisajes del Creuce casi todos iguales, salvo la iluminación.  Son grandes masas de rocas desnudas por donde se desplaza el río. El horizonte está bastante alto. Y apenas se deja ver una estrecha banda de cielo. Monet no quería pintar nada de vegetación, y al aparecer los primeros brotes de plantas, le pagó a un campesino para que los recortara.



Francisco Rivero copia MOnet. 2018




En junio de 1889 expuso todos estos cuadros, junto con el escultor Augusto Rodin en la Gran Exposición Universal .  Esta gran feria o exposición se hizo para celebrar los 100 años de la Revolución Francesa. Una de las grandes atracciones fue la inauguración de la famosa Torre Eiffel. 
Los cuadros se vendieron casi todos a Norteamérica.
En el verano estuvo enfermo de resfriado por toda la lluvia que tuvo que soportar en Creuce. Anduvo por los campos cercanos cerca de Giverny en donde vio unos montones de heno  que le llamaron la atención. Esta sería su siguiente serie de cuadros.
Este cuadro pertenece a la serie del Valle del Creuse de 1889. Llama la atención los colores bastante cálidos y la gruesa textura a base de empastados. 
El cuadro original se halla en Francia en la ciudad de Colmar en un Museo. Mide 70x73 

sábado, 10 de marzo de 2018

Claudio Monet: Creador del paisajismo moderno. XX


.
Los Colores de Monsieur Monet.
Los colores al óleo están hechos a base de pigmentos que contienen elementos químicos, generalmente óxidos y silicatos,  como el cadmio, plomo, cromo,…etc. Estos elementos reaccionan con la luz y por lo tanto se van modificando con el tiempo. Por eso se producen esos cambios en los colores, sobre todos los rojos y los amarillos. Los museos evitan que las personas usen flash en las fotos para preservar estos amarillos y rojos. Además, usan iluminación con lámparas especiales.
Los amarillos de cromo con que se pintaba hasta mitad del siglo XIX eran muy inestables. En 1840 se descubre el amarillo de cadmio, que resultaba ser más estable aunque un poco más caro. Los cuadros de Monet, Van Gogh y Picasso, aunque ya usaban los rojos y amarillos cadmio,  han perdido la fuerza de los amarillos originales.
De 1860 en adelante,  Monet abandonada los colores oscuros y trabaja con  una paleta limitada a colores de puros y luminosos.
En 1905, respondiendo a una pregunta acerca de sus colores, escribió:
¿"En cuanto a los colores a usar,  que es tan interesante sobre eso? No creo que uno podría pintar mejor o más brillantemente con otra paleta. Lo más importante es saber cómo utilizar los colores. Mi elección es una cuestión de hábito. En definitiva, yo uso blanco de plomo, amarillo cadmio, bermellón, tierra de siena, azul cobalto, verde cromo. Eso es todo”.
Para mezclar sus colores empleaba  aceite de semillas de amapola y aceite de linaza. El primero se seca más lento y deja menos amarillos.
El color negro quedaba excluido de su paleta.

Antibes visto desde los jardines de La Salis. 1888. Acrílico.

Francisco Rivero copia MOnet. 2018.
Monet hace un nuevo viaje a la Riviera Francesa, esta vez de febrero a mayo de 1888. E instaló en el castillo de la Pinède en la Costa Azul en Antibes. Qudó encantado con aquel paisaje y su luz de coloraciones rosáceas y azules, que tanto le costó dominar.

"Je peins la ville d'Antibes, une petite ville fortifiée, toute dorée par le soleil, se détachant sur de belles montagnes bleues et roses et la chaîne des Alpes éternellement couverte de neige."Claude Monet

Antibes visto desde el Plateau Notre-Dame. 1888. Óleo sobre tela 50x60 cm.

Francisco Rivero copia MOnet. 2018.

Me gustó mucho este bello cuadro, del cual existen dos versiones casi idénticas. Uno de ellos se vendió en la casa de subastas Sothebys de Londres  en 2014 y mide 65x91 cm. El otro, algo más pequeño  se encuentra en el Museo de Bellas artes de Boston y mide 67x81 cm.

El cuadro es una vista casi perfecta en donde aparecen al fondo los Alpes. Pinte este lienzo a grandes trazos, inspirado en esa obra. Las montañas se parecen mucho a la Sierra Nevada de Mérida. No se si terminarlo dándole mas detalles o lo dejo como está.

jueves, 8 de marzo de 2018

Claudio Monet: Creador del paisajismo moderno. XIX



Álamos bajo el sol. 1887. Acrílico. 29x30 cm.
Lo masculino y femenino en el arte de Monet.
En el año de 1887, Monet pasó todo el varano pintando en  los alrededores de su casa de Giverny. De esa época son algunos retratos de Alice Hoschede y sus tres hijas en bote. Son obras poéticas y femeninas por los colores delicados y la sensación de paz, armonía con la naturaleza y la suave quietud que transmiten.

En 1887 fue la sexta exposición internacional en las salas de Petit, donde Monet expuso los cuadros de Belle-Ile con bastante éxito: todos fueron vendidos. Algunos lo criticaron por su estilo casi inacabado, otros por el contrario, se prodigaron en alabanzas.
Se produce un cambio de 180 grados en la producción de Monet en ese año. Pinta muchos cuadros dulzones y edulcorados de carácter otoñal, con motivos excesivamente simples: troncos de árboles, prados de flores,…etc. y con una pincelada de pequeños toques a la manera de Pisarro, anunciando el puntillismo o divisionismo, que sería la  nueva corriente artística después del impresionismo.

Francisco Rivero copia MOnet. 2018.


 En uno de esos paseos con Alice y su pequeño hijo Jean los pinta en medio del campo bajo el sol estival. Los espigados álamos con sus ramas delgadas crean una especie de cortina formada por arabescos que le dan un toque oriental a esta obra. Es un cuadro estático, de colores austeros con una composición en cruz. No tiene la fuerza ni la determinación de las obras anteriores.
Para Monet la naturaleza  es femenina, pues genera la vida y todo lo que nos hace ser felices. Podemos decir que en la obra de Monet hay dos tendencias que se contraponen y a la vez se complementan. Por un lado están los cuadros invernales algos fríos y tétricos , las rudas marinas de lugares salvajes de la costa normanda como Belle–Ile  de genio dramático y masculino y por otro lado, los paisajes más femeninos de colores tenues de suaves atardeceres y jardines fantásticos de Bordighera y Antibes.
El lienzo original mide 74x93 cm y se encuentra en Alemania en la Galería de la ciudad de Stuttgart.