viernes, 24 de diciembre de 2010

El cubismo y la pintura del paisaje

El cubismo es un estilo pictórico forjado por Pablo Picasso y Georges Braque casi simultáneamente sin saberlo. Picasso estaba de vacaciones en 1909 en Horta de Ebro, junto a su esposa Fernade Olivier. Las casas simples y el paisaje arido de aquel lugar sirvieron para desarrollar su estilo. Quizàs los antecedentes del cubismo eetèn en la obra de Paul Cézanne. De cualquier manera es un estilo de pintar que revolucionó el arte moderno y al cual uno no puede sustraerse.
Las formas sencillas de los viejos trapiches de caña con sus chimeneas cilíndricas, sus bolas de bagazo y las construcciones cúbicas se expresan bien mediante el cubismo. Observese como la montaña se trasnforma en una serie de prismas. En la zona de San Juan y Lagunillas encontramos muchos trapiches aún en plena producción.


Francisco Rivero. Trapiche Amarillo. 1998.
Una simple mirada al paisaje, basta para darse cuenta que todo a nuestro alrededor fue creado or un Dios cubista. Este pueblo bucólico es una imagen ideal que sintetiza muchas experiencias.

Francisco Rivero. Pueblo andino. 1998.
En el cubismo los planos se cortan  para crear formas lisas y angulosas que se salen del lienzo. El cuadro de abajo es un óleo de 50x60. Durante varios años soñaba que vivía en este pueblo. Busqué por todas partes algo parecido y no lo encontre. Luego decidí pintar el pueblo de mis sueños.

Francisco Rivero. El pueblo de mis sueños. 1997.
El violinista cubista toca una pieza de Schoenberg. Cada nota se desenvielve en un plano diferente creando una polifonía de colores que agita los nervios y afecta la visión.


Francisco Rivero. El violinista. 1999.
El pequeño pueblo de La Parroquia, en esta visión cubista, con sus casas arebujadas en torno a la iglesia ofrece una variedad de planos en todas las direcciones. Es un óleo de 50x60 cm.  pintado en 1998.


Francisco Rivero. Pueblo de La Parroquia. 1998.


No hay comentarios:

Publicar un comentario