jueves, 23 de diciembre de 2010

El casto silencio de los pueblos del sur.

Los pueblos del sur del estado Mérida se esconden entre un macizo montañoso a más de 2000 metros de altura en la parte sur oeste de la Cordillera. Son comunidades agrícolas cuyos habitantes mantienen las costumbres ancestrales heredadas de los  colonia y las primeras comunidades indígenas.
Es una región muy pintoresca, donde surgen vistas listas para ser pintadas, a la vuelta de cada esquina. Sus pequeñas iglesias, plazas y caseríos  encierran todo el encanto del trato afable y humano de sus pobladores.

Canaguá se encuentra en el centro de la región sur merideña. Es el pueblo más grande y la capital de un municipio. Sus casas conservan el encanto de las viejas construcciones.

Canaguá. 1997.
Mucuchachí es un pueblo más alejado, en la vertiente de la cordillera que se desliza hacia los llanos. Su aire caliente invita a bañarse en su caudaloso río que bordea al poblado. Hay una luz opalina que envuelve aquel ambiente, producto quizás del calentamiento de las capas bajas de la atmósfera.

Mucuchachí. 1997.
Capurí es un pueblo pequeñito, situado más abajo del Molino.


Capurí. 1997.
 San José de Acequias y sus alrededores son bastante secos. Allí llueve muy poco. Está sobre una ladera bsatnet empinada del cauce del río Nuestra Señora, que baja del pico Humboldt.

San José de Acequias. 1997.
Mesa de Quintero es un pueblo de fundación reciente. Sus campos son bastante fèrtiles. En ellos se produce apio, cambures y hortalizas.

Mesa de Quintero. 1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario